Llevo 10 días en mi nuevo trabajo, soy asesora tapper sex. Antes trabajaba en el calzado pero, en mi sector y por culpa del COVID, ha habido muchos despidos. Una amiga me comentó este trabajo y pensé ¿por qué no? Y desde entonces estoy descubriendo un mundo de posibilidades, los productos que propongo son muy apetecibles, de precio asequible y de buena calidad. Hice un pequeño cursillo para familiarizarme con todo eso pero es muy fácil. Además por el tipo de producto que vendes, la gente es muy amable y con ganas de pasárselo bien.

 

Hay unos objetivos que cumplir que no son demasiado difíciles, por lo menos al principio. También hay mucha promoción interna y eso motiva mucho para mejorar en ser asesora tapper sex. Tu misma te distribuyes tus reuniones y tienes que informar semanalmente de tus ventas. En este aspecto es muy cómodo ya que puedes moldear tu tiempo de trabajo según tus necesidades.

 

Es lo mejor que me haya podido pasar desde hace varios años porque me encuentro muy bien en mi trabajo de asesora tapper sex. Mucho mejor que en la fábrica de calzado. Los lazos que estrechas en las reuniones que animas son muy fuertes ya que la gente se abre mucho cuando encuentra un entorno abierto y sensible para poder hablar de sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *